5 consejos sobre cómo usar las redes sociales para emprendedores

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ya pasamos la época de preguntarnos “¿Debería usar las redes sociales para tener clientes?” y estamos en el punto de responder a la duda “¿Cuál es la red social que más me conviene utilizar”, por lo que en este momento es una cuestión de saber cómo abordarlas y no de si deberíamos o no entrar en ellas.

 

En mi artículo anterior titulado Plan de Marketing Digital para Pequeñas Empresas (si no lo han leído aún, este es el momento), menciono la importancia de las redes sociales como parte de una estrategia para atraer clientes a tu sitios web.

 

Es por la importancia que presentan las redes sociales para los negocios y tan mal entendido el panorama sobre cómo manejarlas que quiero compartirles estos consejos que compartimos en Focus Digital con nuestros clientes.

1. Las redes sociales son un teléfono, no un megáfono

 

Esto ya lo he mencionado en otras ocasiones, pero no me cansaré de decirlo porque pareciera que las empresas utilizan sus redes sociales únicamente como medio de promoción de sus productos o descuentos.

A todos nos gusta recibir descuentos y sentir que nos estamos aprovechando de las empresas al usarlos, pero las redes sociales no son solamente un canal de difusión. La época de los merolicos en las calles han terminado, porque a la gente le gusta comprar, pero odia que le vendan.

Las redes sociales son un espacio para establecer una comunicación bilateral con los clientes.

Nos ayuda a contestar las dudas de las personas, ya sea de nuestros productos o servicios, dudas técnicas e incluso, aunque no queramos, también es una forma de atender quejas de los clientes, que si no tuviéramos redes sociales, jamás nos enteraríamos que existen y eso sí sería un problema.

 

“Escuchar” no solo significa leer lo que escriben, sino también analizar los temas que conectan con tu audiencia. Si las métricas te dicen que una publicación fue exitosa, continúa haciendo más de lo que tuvo éxito. Si el público no reacciona a lo que publicaste, no pasa nada, sacúdete el polvo y continúa hasta que encuentres los temas de mayor interés y cómo les gusta que se los presentes: en una infografía, en una imagen o tal vez un texto corto. Si no experimentas, nunca lo sabrás.

2. Demuestra que estás vivo

 

No sé si te haya sucedido, pero cuando visito un sitio web, intento ver qué tanto mantenimiento le dan para hacerme una idea de cuánto tiempo tardarán en contestarme si pido informes. Si veo que la página no está actualizada en al menos un año, prefiero salir de ahí y buscar a alguien que sí la tenga al día o no sabré si atenderán mi cotización algún día.

 

Sabemos que actualizar un sitio web diariamente no es práctico, pero para eso te puedes apoyar en tus redes sociales, para demostrar a tus clientes que si les mandas un correo o les pides una cotización, habrá alguien al pendiente de tu canal digital para contestarles.

 

Muchas personas desean enviar el tráfico de su sitio web a sus redes sociales. Mi recomendación es que no saques a las personas de tu sitio web, en lugar de eso coloca tus publicaciones de redes sociales dentro del sitio web, un feed de redes sociales.

 

El riesgo que corres al enviar a las personas a Facebook por ejemplo, es que se distraigan si reciban un mensaje de un amigo o ven una publicación interesante, poniendo en peligro que no encuentren tu sitio web de nuevo y se vayan con la competencia.

3. Sé humano

 

Muchas empresas se preocupan que sus publicaciones tenga un alto grado de rectitud, debido generalmente a que su mercado es altamente especializado, por ejemplo una empresa que se dedica al corte de acero pedía que se le hablara a su público de usted y de manera solemne, justo como él le hablaba a sus clientes. Después de meses de forcejear con el director por un poco de libertad creativa, comenzamos a hablar de una forma más coloquial, las personas respondían mejor y la interacción con los seguidores mejoró rápidamente.

Recuerda que las personas entran a sus redes sociales a entretenerse, no a pelear con vendedores.

Habla con tu audiencia con un tono cercano y trata de ser conciso para no aburrirlos. Además publica notas de cosas que les puedan interesar aunque no sean tuyas, pero si las encuentran en tu perfil, te convertirás en una fuente de información para ellos y eso valdrá la pena a largo plazo.

 

Sobretodo, no tengas miedo de experimentar en el contenido que publicarás pero siempre ten en mente el interés de las personas que te leen, no tus objetivos de ventas del trimestre.

4. No intentes ser omnipresente

 

Lo primero que hacen muchos emprendedores es sacar sus cuentas en todas las red social que hayan escuchado, lo que los termina abrumando por todo el trabajo que tienen por hacer y terminan sin publicar nada.

 

Mi abuelo decía que “el que mucho abarca, poco aprieta” y pese a que él no vivió para tener su cuenta de Facebook, no es menos cierta la frase en las redes sociales. Mientras que la idea principal es que a mayor número de canales te expongas, más posibilidades tendrán tus clientes de encontrarte, esto no funciona así en las redes sociales.

Construir una presencia fuerte en 1 o 2 redes sociales es mucho mejor que tener una presencia débil en 10.

Cada red social es efectiva con distintas audiencias; no es lo mismo publicar en LinkedIn que en Snapchat, ya que son 2 públicos completamente distintos. Es normal que quieras atraer a todas las personas, pero pretender que todas las personas son tu cliente ideal, solo significa que no conoces el perfil de tu cliente.

5. Deja que tu pasión aflore

 

Uno de los retos más grandes para una persona que empieza a escribir, es saber de dónde sacar contenido fresco para nutrir sus perfiles o sus blogs (como es mi caso), pero la receta ideal para encontrar temas para hablar es dejar que tu pasión por tu trabajo tome control y te diga sobre qué publicar. Si algo tienen los emprendedores, es pasión por lo que hacen o no renunciarían a empleos cómodos y salarios fijos tan fácilmente.

Mientras más escribas sobre temas que te gustan, más fácil será para ti encontrar de qué hablar.

Es esta razón por la que muy seguido vemos artículos publicados como ¿Pueden las redes sociales ser inspiradas por Juego de Tronos? o ¿Qué pasaría si los personajes de Harry Potter tuvieran redes sociales? .

 

Los redactores de estas notas, sin duda, se sintieron tan emocionados por estos libros o series, que cuando escribieron sus artículos lo hicieron llenos de emoción, que al leerlos se contagia a sus lectores, por lo que se vuelven de leer y compartir a los demás fanáticos.

 

No tengas miedo de dejar que lo que te apasione invada tus redes sociales (siempre y cuando tenga sentido).

 

 

Sigue estos consejos y sin duda encontrarás temas para publicar, redes sociales llenas de vida y una audiencia dispuesta a escuchar y emocionarse por lo que tienes que decir.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

About The Author

Dzyan Rangel
Director general de Focus Digital, con 7 años de experiencia en marketing de contenidos, estrategia digital y posicionamiento SEO.
  • Angela Lugo

    Yo tengo una tienda en línea y actualmente cuento con varias redes sociales. Usualmente publicaba los productos que vendía. Mi hija me comentó que debía publicar acerca de otras cosa y no solo venta venta y venta. Comencé a poner cosas relacionadas sobre lo que es mi tienda (fundas para celulares) y mis seguidores dejaron de comentar y darle like a mis publicaciones. ¿Por qué? Y cuáles redes sociales me recomiendan usar?

    • Sebastian Tinajero

      Hola, Angela.
      El producto que vendes es un tema muy difícil de abordar siempre y cuando no sea de venta. Podrías investigar un poco acerca tecnología y hacer pequeños artículos de nuevos lanzamientos, mitos o verdades sobre los celulares o incluso puedes comenzar algún tipo de debate pasivo entre dos tipos de celulares (grandes vs pequeños).
      En cuánto a tus redes sociales, en nuestra experiencia te recomendamos utilizar Facebook para cualquier tipo de publicación e Instagram para la promoción de tus productos. Recuerda que es mejor centrar esfuerzos de poco para lograr que el impulso sea eficaz, en vez de dividir esfuerzos en mucho y lograr poco.

Total
0

¿Quieres recibir más clientes en tu sitio web?

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestros consejos y recomendaciones para conseguir más visitas y aumentar tus ingresos en línea

Jamás compartiremos tus datos con nadie

¿Quieres recibir más clientes en tu sitio web?

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestros consejos y recomendaciones para conseguir más visitas y aumentar tus ingresos en línea

Jamás compartiremos tus datos con nadie